Fin de Semana en Zamora

Conocer Zamora

Refranero semanasantero

Aunque parezca mentira, el Cristo de la Buena Muerte, anuncia la buena vida.

Aunque allí no haya calores, la gente va junto al río, pa ver la de los faroles.

A quien a ti te acompaña, susurras más que la hablas, cuando "Las siete palabras".

Zamora en Semana Santa, quien no liga es un manta.

La procesión primera, anuncia "la luz y vida", de la del resto del año, pequeña ciudad dormida.

Cuando no tenías dientes, era de excombatientes.

A pesar de los berzotas, ya hay mujeres capirotas.

Seguro que no te escapas, de verte la de las Capas.

Hasta hay procesión furtiva, para la gente más viva, !Palabra!

En el Viernes de Dolores, la fiesta calienta motores.

Es opinión popular, que justo la del Silencio, es la que más hace hablar.

La fiesta va a empezar y sólo el espíritu es santo.

Aunque burros siempre hay, eso no quita, el ir a la Borriquita.

Cofrades van los cofrades, y a pecho descubierto ellas, las que salen de Las Dueñas.

El jueves Zamora es tea, que todo está en abarrote, y hasta de gente muy atea.

Si tienes niños pelmazos, las ideales pá ellos, las procesiones a plazos.

A dónde va tanta gente, !ahí está la del Yaciente.

Si con almendras te tientan, ojito con las miradas, que esas si que son ellas, de fuego garrapiñadas.

Con la de Thalberg, te topas, con todo el Cinco de Copas.

Cuando en la calle no cabes, van y en procesión salen, todas las autoridades.

Todas las camas ocupadas y cuando menos se ocupan; en la noche más grandiosa, !qué situación milagrosa!

Penitente de primera, la sufrida cocinera.

?Religión o paganismo? !Qué más da, si da lo mismo!.

Semana Santa es derroche, que hasta los bebes de coche, salen solos en la noche.

Algunos son tan creyentes, que las juergas ni les mientes, y otros son tan mundanos !que hasta juegan con las manos!.

Mientras unos bailan el paso, otros bailan a dos pasos; y cosa tan sorprendente !cómo le gusta a la gente.

Para tomar aceitadas, las anginas afeitadas, que pá tomar las de ajo, no te va a costar trabajo.

Si hasta el sábado has esperado, este año no has ligado.

Y se acabó el mogollón, justo en resurrección.

Si zamorana es la manta, más zamorana aún, es la Semana Santa.

>